jueves, 23 de agosto de 2012

cupcakes de coco

Seguimos con la ola de calor. Y este año sin vacaciones familiares se me esta haciendo el verano muuuuuuuyyyyyy largo. Me encanta el verano pero sin el aliciente de las vacaciones es muy pesado, siempre igual. Tenia planes para hacer muchas cosas pero al final se me están pasando los días en papeleos, obligaciones, cosas que vas dejando ahora que no trabajo y que al final te ocupan todo el tiempo.
Y Madrid en agosto se queda desierto.
Da pena ir al centro por que apenas ves gente. Aunque mira tiene sus ventajas. No te pillas ni un solo  atasco y aparcas en la puerta, donde quiera que vayas. Durante el resto del año maldices el no encontrar aparcamiento y añoras volver al mes de agosto, con todo el mundo en la playa o sus pueblos y tu aparcando donde te de la gana.
Mientras, espero mi nuevo destino laboral. Ya  queda poco para ello.Por un lado me da una pereza volver al tajo y por otra me ilusiona mucho la idea de empezar en un nuevo sitio. Pero como decia Escarlata, ya lo pensare mañana.
Vamos con la receta de hoy.
Ingredientes:
115 gr. de mantequilla sin sal.
200 gr. de azucar.
1 sobre de azucar avainillada. 15 gr.
2 huevos tamaño M.
120 ml. leche.
75 gr. de coco rallado.
175 gr. de harina tamizada.
2 cucharaditas de levadura en polvo.
Preparación:
Batimos la mantequilla y el azúcar y el azúcar avainillado hasta que quede una mezcla cremosa.
Añadimos los huevos uno a uno sin dejar de batir.
Ponemos la leche y el coco rayado y volvemos a batir.
Añadimos la mitad de la harina con la levadura y mezclamos bien y después el resto batiendo solo hasta que se integre.
Rellenamos las capsulas y metemos al horno previamente precalentado a 160º durante 22 - 25 minutos.
Para la buttercream
100 gr. de botercream
100 gr. de azucar glass
250 gr. de mantequilla sin sal.
Ponemos el preparado de botercream  con el azucar glass y 200 ml de agua en un bol. Lo mezclamos y dejamos reposar al menos una hora.
Batimos la mantequilla y añadimos la mezcla poco a poco.
Rellenamos una manga pastelera y decoramos al gusto.
Se nota por la decoración que me acuerdo mucho de la playita. A que si?




domingo, 12 de agosto de 2012

Cupcakes de vainilla y chocolate blanco

Con esta ola de calor, apenas se puede salir a la calle. El cielo esta de color gris y esta vez no es por la contaminación, sino por la arena del desierto que viene con la calima. Parece mentira que estando tan lejos pueda llegar hasta aqui desplazándose por el aire. 

Con todo y con esto me he atrevido a encender el horno para hacer unos cupcakes. Que mas da un poco mas de calorcito. Total, apenas se notara. 
Esta es la receta de la Vainilla infalible de Alma Obregon y la verdad es que la chica la clava.
Pero yo le he puesto esta vez buttercream de chocolate blanco.
Con este calorcito tan rico, no ha hecho falta ni meterlo al microhondas para deshacerlo. Que cosas, cuando lo saque del la caja, tuve que cojerlo con cuchara. Tenia la textura perfecta para añadir a la buttercream. Deshecho pero no caliente.

Ingrdientes:

115 gr. de mantequilla sin sal.
220 gr. de azucar blanca.
3 huevos tamaño M.
1 cucharadita y media de levadura.
120 ml. de leche semidesnatada (yo se la pongo entera)
1 cucharadita de extracto de vainilla.
Buttercream:
250 gr. de mantequilla sin sal.
325 gr. de azucar glass.
100 gr. de azucar blanco.

Preparacion:

Ponemos la mantequilla y el azucar en un bol y batimos hasta que quede integrado. 
Añadimos los huevos uno a uno sin dejar de batir. Cuando este todo bien mezclado añadimos la vainilla y volvemos a mezclar.
Ponemos ahora la leche, batimos y añadimos la mitad del harina con la levadura ( que antes habremos tamizado) mezclamos y añadimos el resto del harina.
Rellenamos las capsulas y metemos al horno que habremos precalentado a 160º. Hornamos 22 - 25 minutos o hasta que salga el palillo limpio.
Dejamos enfriar en la bandeja durante 5 minutos y despues sacamos a una rejilla hasta que enfrien bien.
Ponemos el azucar con la mantequilla en un bol y batimos hasta que quede una mezcla cremosa. Añadimos el chocolate hasta que se integre bien. y decoramos.
Parece que el calor nos da una pequeña tregua y ya se puede respirar. Al menos esta noche dormiremos mejor.